Ahí va pues!



Filed under : Catacric

Algunos catacrics que han estado presentes en el Festival de Cine de San Sebastián han colocado en la lista de pre-yogas al jurado que ha concedido los premios del certamen vasco…
Para ahorrarnos trabajo, sólo hace falta resaltar, por ejemplo, lo que el periodista Ángel S. Harguindey explicaba en su crónica final, publicada ayer en el diario El País.
He aquí su inicio: “Las diferencias que existen en cuanto a gustos entre dos personas, o un grupo de personas y un observador, pueden llegar a superar lo imaginable. Eso es exactamente lo que pasó ayer en los galardones que otorgó el jurado internacional de la sección oficial del Festival de San Sebastián y una buena parte de la crítica y, desde luego, en quien les ha ofrecido sus, sin duda equivocadas, opiniones sobre los filmes, interpretaciones, guiones, dirección y fotografía de los títulos que aspiraban a los premios. Películas como la checa Stesti (Algo como la felicidad), interpretaciones como la de Juan José Ballesta en 7 vírgenes, dirección y fotografía como la de Sunflower, remiten a los mundos paralelos de la física cuántica de los que hablaba Ruy Guerra.”
¡Ahí es nada!
Un divertimento para cualquier aficionado a este diario es el blog que Gregorio Belinchón publica en el suplemento EP3 del citado diario.
Su referencia a la lectura de los premios fue ésta: “En la lectura del palmarés, con la sala de las ruedas de prensa del Kursaal a rebosar, ha habido pateo al premio FIPRESCI (el de la crítica internacional), que se ha llevado “Tideland”, de Terry Gilliam (los jurados eran cuatro; por España estaba Sergi Sánchez). En total, se han repartido más de 25 galardones (“De fosa en fosa”, la eslovaca del “turbofolk”, premio Nuevos Realizadores). Como la lotería de Navidad. Por estar, estaban hasta los periodistas Carlos Pumares (antes grande, hoy como poco algo perdido), que sólo se habla con los colegas hispanoamericanos, y Antonio Gasset (una fuente de anécdotas y stripteases nocturnos).”