Berlín



Filed under : Catacric

Cada vez son más los catacrics que comentan la posibilidad de nombrar miembro de honor del colectivo a Diego Galán. Este crítico y ex-director del Festival de Cine de San Sebastián no ha tenido pelos en la lengua cuando ha querido dar un palo a la programación de la recién acabada Berlinale (con premio a la dura películ Grbavica, de Jasmila Zbanica).
Como muestra, el botón de su crónica de la jornada del jueves, 16 (publicada en El País, el viernes, 17): “El aburrimiento se impuso en la jornada de ayer”, titulaba.
Y decía lo siguiente:” En todos los festivales tiene que aparecer algún día la peor película de todas, y en esta competición, la china Isabella difícilmente será ya superada: se lleva la palma, de momento. También existe en los festivales ese día especialmente flojo, en el que astros y dioses se ponen de acuerdo para inundarlo de aburrimiento. Ayer coincidieron ambos aspectos. Vimos esa peor película de la competición, acompañada, además, de dos decepciones, aunque de distinto signo. Ni Claude Chabrol ni Sidney Lumet, veteranos con grandes obras en su carrera, dieron la talla de lo que de ellos se esperaba. Fue un día un tanto triste.
(…) Si hay que hablar de cine sin garra, anodino hasta el bostezo, anoten el título de Isabella, del hongkonés Pang Ho-Cheung. Se sitúa en Macao poco antes de su incorporación a la República China, y habla de un policía y de la chica que liga en una boite, que resulta ser su hija. A él le persiguen por corrupto y ella ha perdido a su perrita Isabella, a la que busca dando gritos. Lo peor no es esto, sino que no sabemos si el perro que al final ella tiene en sus brazos es realmente el que buscaba, lo que probablemente no importará al público chino admirador de la actriz, precisamente llamada Isabella, que es allí una cantante que arrasa. “