Bud Spencer



Filed under : Actores

Tiene casi 70 años y está igual que cuando protagonizaba aquellas flatulentas películas con su inefable e inseparable compañero de fatigas, Terence Hill.
Hablamos de Bud Spencer, el actor italiano que más mamporros ha repartido en la historia reciente del cine, esa especie de gran oso barbudo que nos hizo reír gracias a la sal muy gruesa de películas como Le llamaban Trinidad, Le seguían llamando Trinidad, ¡Más fuerte, muchachos!, Y si no, nos enfadamos, Dos misioneros, Dos superpolicías y muchas otras perlas que, lógicamente, no resisten ni el paso del tiempo ni la lectura ácida de cualquier crítico.
Pero el napolitano Carlo Pedersoli, nombre real que cambió por el profesional, porque le gustaban Spencer Tracy y la cerveza Budweiser, y su colega veneciano Mario Girotti (Terence Hill) son aún venerados por los catacrics porque, lastimosamente, sus carreras acababan cuando nuestros contrapremios nacían.
Los responsables de publicidad de Bancaja le han rescatado del baúl de los recuerdos y le han fichado para hacer el anuncio de arriba, de la misma forma que los Muchachada Nui ya le tenían en su nómina de celebrities.