Farrah Fawcett



Filed under : Actrices, Actualidad

La verdad es que para nosotros, a la hora escoger entre el rey del pop (o el chico que siempre se tocaba la entrepierna, si prefieren un título más  catacric) y Farrah Fawcett, optamos por esta señora.

No lo hacemos por lo del circo mediático que algún desaprensivo montó a su alrededor en los últimos tiempos a causa de su enfermedad –el cáncer–, sino porque aquella chica sexy de mediados de los años 70, aquel caído ángel de Charlie, quiso superar esa etapa y hacer de actriz.
Lo explica bastante bien David Alandete, desde Washington, en el diario El País.

“Con paciencia y tesón, logró cambiar la opinión de la crítica en los años 80. Regresó a televisión y logró copiosas alabanzas para sus papeles en las películas televisivas Asesinato en Texas y La cama ardiente. Pero no acabó ahí. Logró incluso convertirse en una actriz respetada en el circuito de teatro independiente del off-Broadway, sobre todo con Extremities, de 1983, sobre el drama de un intento de violación (…) Brillaría en el firmamento de Hollywood, llegaría a ser nominada a un Globo de Oro con la adaptación cinematográfica de la misma obra y trabajaría a las órdenes de Robert Altman en El Dr. T y las mujeres. Había nacido una actriz.”

Y aunque quizá no lo consiguiera, tiene nuestro respeto.