‘Mapa de los chirridos de Tokio’



Un o una colaborador/a espontáneo/a –el o ella no lo sabe que lo es, pero nos aprovechamos– pone a caldo a la última película de Isabel Coixet.
Como las críticas “oficiales” han sido bastante tibias, pongamos un poco de carne en el asador.
Dice Tormento en el blog Chiquiworld:

“Lo que pasa de castaño oscuro es hacerte un Mapa de los sonidos de Tokio con estos mimbres y, encima, ir por la vida de intensa intelectual que lo sabe todo de Japón. Por mucho que los publicistas la presenten-se presente como el referente japónico español, la Coixet no pasa de ser una turista monda y lironda, con más dinero y muchísimas más ganas de aburrir que la media de los que hacen-hacemos asco-tours…”

Esto era de lo más suave, porque luego llega una batería de collejas:

“¡Vaya pedo hipertrofiado! ¡Vaya pedantería insulsa! (…) no vale ni como documentalillo de andar por casa (..) El narrador es un coñazo innecesario (…) La asesina, una sosa llena de pecas (…) y las escenas de sexo no valen ni el esfuerzo de buscarlas en la mula (…)

Eh… ¡Que nosotros aún no hemos ido a verla, de verdad!