Arrebatado



Filed under : Actualidad, Directores

Hace 30 años, un grupo de locos, encabezados por Iván Zulueta en la dirección y Eusebio Poncela, Cecilia Roth y Will More al frente del reparto, dio a luz la película más extraña y fascinante del cine español: Arrebato.
Hoy, después de casi 30 años de silencio cinéfilo, con ligeras fugas y fragmentos de celuloide, la muerte se ha llevado a este cineasta y cartelista vasco, en su Donosti natal.
Francisco Javier Gómez Tarín explicaba hace unos años en la ponencia “Arrebato: de la marginalidad al culto”:

¿Qué hace que hoy Arrebato sea considerada una película de culto? Probablemente la respuesta es tan sencilla como esta: su existencia. Arrebato está ahí pese a los sistemas de producción, hecha de forma artesanal, con muy limitados medios económicos; está ahí pese a su apuesta formal que se desliga de los cánones narrativos al uso; está ahí, incluso, como película de terror, con vampiros y desapariciones inexplicables; y está ahí como testimonio de una época en la que –recordemos los parámetros-: en primer lugar, el nivel de permisividad ancla sus límites en la necesidad de un respeto radical a la libertad de expresión; en segundo lugar, existe un cine en formatos subestándar que, a duras penas, circula por limitados circuitos oficiosos; en tercer lugar, nace una concepción distinta de la mirada fílmica, basada en la visualidad, en la iconicidad, y no en la cultura literaria; y, por último, la producción arriesgada.

Si os apetece conocer más cosas sobre Iván, en su web hay un montón de materiales fabulosos, como esta charla que mantuvo con Virginia López Montenegro y Begoña del Teso.